Sistema de Gestión Interna de la calidad

El Sistema de Getión Interna de la calidad (SIGIC) constituye un mecanismo de gestión y mejora de la calidad, basado en: procesos, calidad, mejora continua y excelencia.

Integra y estandariza las mejores prácticas relacionadas con el aseguramiento de la calidad de las enseñanzas y la gestión administrativa, que se han venido desarrollando en la Universidad.

El SIGIC está constituido por once criterios establecidos en el modelo AUDIT Internacional, adaptado por ANECA para Latinoamérica:

Estos once criterios responden a dos cuestiones básicas:

  1. Cómo la Universidad utiliza sus órganos, reglamentos, criterios, procedimientos, etc. para mejorar la calidad del diseño y desarrollo de sus planes de estudio, la selección y promoción de su profesorado, el desarrollo de la enseñanza o los resultados del aprendizaje.
  2. Cómo la Universidad involucra a diferentes grupos de interés en el diseño, desarrollo, evaluación y difusión de sus actividades formativas.

La Universidad (sus facultades, escuelas y/o unidades académicas) debe consolidar una cultura de la calidad apoyada en una política y unos objetivos de calidad claramente definidos, conocidos y accesibles públicamente, así como en los responsables del Sistema de Aseguramiento de Calidad de la propia institución y/o de las carreras que imparte.

La Universidad debe contar con mecanismos que le permitan mantener y renovar su oferta académica, desarrollando metodologías para el diseño, aprobación, control, evaluación y mejora periódica de la calidad y pertinencia de sus programas formativos.

La Universidad debe dotarse de procedimientos que le permitan comprobar que las acciones que emprende, incluyendo las prácticas externas y la movilidad, tienen como finalidad fundamental favorecer el aprendizaje de la persona estudiante.

La Universidad debe contar con mecanismos que aseguren que el acceso, la gestión y formación de su profesorado y del personal de apoyo a la docencia, se realiza con las debidas garantías para que cumpla con las funciones que le son propias.

La Universidad debe dotarse de mecanismos que le permitan diseñar, gestionar y mejorar sus servicios y recursos materiales (instalaciones (aulas, salas de estudio, aulas de informática, laboratorios, salas de reunión, puestos de lectura en biblioteca) y equipamiento, material científico, técnico, asistencial y artístico) para el adecuado desarrollo del aprendizaje de las personas estudiantes.

La Universidad debe contar con mecanismos que garanticen que se promueva y desarrolle una investigación acorde a sus carreras y al contexto social en que se inserta.

La Universidad debe dotarse de mecanismos que garanticen el desarrollo y la mejora de las acciones de proyección social y extensión universitaria, pertinentes con las demandas de la sociedad.

La institución debe dotarse de procedimientos que permitan a sus instancias académicas, conseguir a medio plazo una proyección en el entorno regional, y nacional, así como una dimensión internacional de su oferta académica.

La Universidad debe dotarse de procedimientos que le permitan garantizar que se miden, analizan y utilizan los resultados de los procesos contemplados dentro del alcance del SAIC para la toma de decisiones y la mejora de la calidad de su oferta académica.

La Universidad debe dotarse de mecanismos que le permitan garantizar la publicación periódica de información actualizada relativa a su oferta académica, así como la rendición de cuentas a sus grupos de interés.

La Universidad debe disponer de una metodología de trabajo y de los recursos necesarios para diseñar e implementar un Sistema de Aseguramiento Interno de Calidad (SAIC) que ayude de manera eficaz al logro y mejora de sus resultados y posibilite su evaluación externa con carácter periódico.